Excite

Cómo afrontar un despido

Antes o después a la mayoría de los empleados le tocará afrontar un despido a lo largo de su vida laboral. Es algo que en un primer momento puede ser duro e injusto, pero es muy importante no perder la templanza con los jefes y salir de allí con la mayor dignidad posible.

El despido, algo natural

El primer paso para afrontar un despido es asimilar que es real y que en breve tendremos que abandonar el puesto de trabajo que hemos estado desempeñando por un tiempo. Sea justo o no, lo recomendable es no entrar en estado de negación, aceptarlo y ponerse a buscar un nuevo empleo incluso antes de abandonar el actual, será mejor tanto laboral como psicológicamente.

No pienses que con el despido acaba una época de tu vida, simplemente piensa en un cambio, en una oportunidad de afrontar nuevos retos profesionales y personales.

A la hora de afrontar un despido es mejor no hacer escenas y comportarse con tranquilidad, nada de irse de la empresa gritándole al jefe aquello que piensas de él, ya que además de que puede que vuelvas a coindicir con él o con ella en otro empleo, no es recomendable para el proceso de aceptación, que debe ser lo menos traumático posible.

Si la indeminización por despido que te ofrece la empresa no te convence no firmes nada y di que estudiarás su oferta detenidamente y que ya tendrán una contestación cuando tengas la decisión tomada. No te precipites en firmar nada que no veas justo por mucho que te puedan presionar. No obstante, si quieres dar carpetazo definitvamente a este asunto intenta negociar de una forma 'generosa', sin cerrarte a las posibilidades que te ofrecen.

El despido, cuanto más rápido mejor

Para afrontar un despido es importante aceptar que ha ocurrido y que habrá que buscar nuevos retos profesionales. No fuerces tu estancia en la empresa y cuanto antes puedas abandonar el puesto de trabajo actual y comenzar a buscar uno nuevo será mejor tanto desde el punto de vista psicológico como laboral.

España - Excite Network Copyright ©1995 - 2017